plaga
Metrópoli Abierta

Vecinos de la calle Provença: Alerta por invasión de plaga de ratas en el distrito de l’Eixample

En pleno corazón de Barcelona, la calle Provença se convierte en escenario de preocupación y descontento entre sus residentes, quienes denuncian una plaga de ratas en un solar codiciado del distrito de l’Eixample. Mientras que algunos vecinos no parecen inmutarse, para otros la situación es cada vez más inquietante.

La batalla por un solar deseado: Educación y bomberos en espera

El terreno, estratégicamente ubicado cerca del Hospital Clínico y del reconocido Mercat del Ninot, ha generado el interés de la consejería de Educación para la construcción de una escuela, así como de los Bomberos de la Generalitat. Sin embargo, la presencia masiva de roedores en esta parcela ha provocado malestar entre los vecinos, describiendo la situación como “insostenible”. Con 14 años de incertidumbre sobre el destino de este céntrico terreno, parece que las actuales inquilinas, las ratas, no están dispuestas a abandonarlo fácilmente.

Vecinos describen la situación como “insostenible” y “desagradable”

Un vecino, al describir las dimensiones de estos roedores, señala que son “grandes, del tamaño de un estuche”, no mostrando temor ante la presencia humana y paseándose libremente por la acera a plena luz del día. Otra residente expresa su descontento, esperando una solución inmediata por parte del Ayuntamiento: “Es una situación muy desagradable”, comenta, instando a una intervención municipal “cuanto antes”. Con un toque irónico, otro vecino declara: “Estamos acostumbrados; son parte de la comunidad y alegran el barrio”.

En medio de esta preocupación vecinal, el futuro de este solar, tan ansiado por diferentes sectores, parece complicarse aún más con la persistente presencia de estas no tan bienvenidas “inquilinas”.

La preocupación de los vecinos de la calle Provença en Barcelona persiste ante la persistente presencia de ratas en el solar del deseado distrito de l’Eixample. Aunque no todos los residentes comparten el mismo sentimiento de desprecio hacia estos roedores, la magnitud de la plaga se ha vuelto insostenible para muchos. A lo largo de 14 años, la incertidumbre ha rodeado este céntrico terreno, y la situación actual parece no facilitar su desalojo. Los lugareños describen a las ratas como criaturas “grandes, del tamaño de un estuche”, que deambulan sin temor durante el día. La esperanza se deposita en que el Ayuntamiento tome medidas para resolver esta situación desagradable cuanto antes y recupere la tranquilidad en el barrio.

Publicado por: Editor Minuto30

Compartir:
  • Comentarios
  • Anuncio