Nuevodiario.es

Inconformidad y búsqueda de justicia

La familia del soldado Carlos León Rico, de 24 años y oriundo de El Viso del Alcor (Sevilla), quien falleció recientemente en maniobras junto al cabo Miguel Ángel Jiménez Andújar en la base de la Brigada Guzmán el Bueno X de Cerro Muriano, Córdoba, ha tomado medidas legales. En este contexto, presentaron un recurso de apelación ante el Juzgado de Instrucción Número Cuatro de Córdoba contra su derivación al Juzgado Togado Militar Territorial número 21 de Sevilla.

Cuestionamiento de negligencia militar

En el recurso, el letrado Luis Romero, representante de la familia de Carlos León Rico, busca que el Juzgado de Instrucción número cuatro de Córdoba continúe instruyendo el caso. En este sentido, argumenta que los hechos del pasado 21 de diciembre no encajan en el Código Penal Militar. Además, sostiene que se trata de un delito de homicidio doloso eventual, en comisión por omisión, tipificado en el Código Penal común, y no en el Código Militar.

Diferencias legales significativas

Según el abogado, el Código Militar solo tipifica el maltrato de obra, mientras que el Código Penal común aborda el homicidio doloso, un delito más grave y específico. Alega que, al existir delitos tipificados en ambos códigos, debería aplicarse el Código Penal común, que establece penas más severas para el delito de homicidio.

negligencia

Responsabilidad de la cadena de mando

El letrado señala que la cadena de mando, incluyendo al general de la Brigada X Guzmán el Bueno y varios coroneles, tenientes coronel, comandante, capitán, tenientes y sargento, comparte responsabilidad en los hechos. Se acusa a estos oficiales de asumir un “riesgo extremo” al ordenar a la tropa atravesar un lago artificial sin las medidas de seguridad adecuadas.

Imputación objetiva y negligencia militar

El recurso sostiene que el capitán, a cargo de la maniobra, tenía conocimiento consciente del riesgo y no tomó las medidas necesarias. Se le imputa objetivamente la responsabilidad por no garantizar las medidas de seguridad y no aplazar la práctica, a pesar de las advertencias de los soldados. Además, se destaca la falta de supervisión y aprobación legal de la maniobra por parte de los oficiales superiores.

Detalles inquietantes y falta de seguridad

Se revela que durante la maniobra, algunos soldados sufrieron ahogamiento, desmayos, pérdida de conocimiento, y otros padecieron hipotermia. En este contexto, se destaca la ausencia de medidas de seguridad adecuadas, la falta de socorristas, equipos de salvamento y personal sanitario. Adicionalmente, la supuesta “línea de vida” resultó ser simplemente una cuerda guía, soltada por órdenes del capitán. Además, se revela que la mochila del soldado fallecido pesaba casi 12 kilos, un peso inapropiado para la práctica.

En este escenario, la familia busca justicia y cuestiona la competencia militar en un caso que involucra la negligencia de la cadena de mando y la falta de medidas de seguridad en una maniobra fatal. Mientras enfrentan el dolor de la pérdida de Carlos León Rico en circunstancias evitables, la espera por respuestas continúa.

Publicado por: Editor Minuto30

Compartir:
  • Comentarios
  • Anuncio