supremo
Abogacía Española

El Tribunal Supremo (TS) ha emitido un veredicto contundente en el caso de la empresa concesionaria de la autopista AP-7, rechazando su demanda por las obras realizadas y la compensación exigida al Estado. La decisión del alto tribunal deja claro que la petición de la compañía no procede, aunque reconoce un abono por parte del Estado de 32,9 millones de euros por inversiones realizadas.

El conflicto legal

La disputa legal surge a raíz del convenio firmado entre la empresa concesionaria y la Administración General del Estado en 2006 para la modificación de la AP-7. Este acuerdo contemplaba la necesidad de ampliar la autopista debido al incremento del tráfico y los problemas de congestión.

El desacuerdo se intensificó cuando, tras la finalización de la concesión en agosto de 2021, el Consejo de Ministros aprobó una compensación de 1.069,9 millones de euros por las obras realizadas. ACESA, la concesionaria, impugnó este acuerdo exigiendo un pago de 4.300 millones de euros, basándose en discrepancias en la interpretación de la fórmula de compensación establecida en el convenio de 2006.

Argumentos y decisiones

El Tribunal Supremo desestimó los argumentos de ACESA. En primer lugar, rechazó la interpretación de la fórmula de compensación, argumentando que el convenio no contemplaba una garantía de tráfico en favor de la concesionaria. En segundo lugar, reconoció la inversión de ACESA por valor de 32,9 millones de euros, pero no aceptó las reclamaciones adicionales por la reducción del tráfico de la AP-7 debido a desdoblamientos de otras carreteras.

La sentencia deja claro que la compensación de ACESA se limita a las inversiones realizadas según lo acordado en el convenio de 2006 y su correspondiente actualización. En este sentido, el tribunal rechaza la compensación adicional reclamada por la empresa.

Implicaciones y conclusiones

La resolución del Tribunal Supremo establece un precedente importante en el ámbito de las concesiones de autopistas y la interpretación de los convenios firmados entre las partes. Además, subraya la importancia de la claridad y la precisión en los acuerdos comerciales de esta magnitud.

En resumen, la sentencia del Tribunal Supremo rechaza la demanda millonaria de ACESA, confirmando la compensación por inversiones y rechazando las reclamaciones adicionales, lo que pone fin a un largo proceso legal y establece un marco claro para futuras disputas en el sector de las concesiones de autopistas.

Publicado por: Editor Minuto30

Compartir:
  • Comentarios
  • Anuncio