UCO

La Universidad de Córdoba se destaca en la vanguardia de la investigación científica con un nuevo reactor de plasma diseñado para revolucionar la descontaminación del agua. El plasma, reconocido como el cuarto estado de la materia, se ha convertido en una herramienta esencial en la creación de dispositivos tecnológicos. María C. García, destacada científica de la universidad, resalta su importancia en la fabricación de objetos cotidianos, desde cristales de gafas hasta prendas, parachoques de automóviles e implantes.

El equipo de investigación FQM-136 Física de Plasmas y FQM-346 Catálisis Orgánica y Materiales Nanoestructurados de la Universidad de Córdoba ha dado un paso significativo con el desarrollo de un novedoso reactor de plasma alimentado por microondas, abierto al aire y capaz de generar especies activas, como el óxido nitrato y nitrito, con rendimientos energéticos elevados. Jesús Amaro, científico involucrado en el proyecto, destaca la capacidad del reactor para disolver rápidamente concentraciones elevadas de tintes en el agua.

Aplicaciones innovadoras del plasma en la descontaminación del agua

El plasma y el agua han sido objeto de estudio en los últimos años debido a las especies oxidantes generadas durante su interacción. Estas especies demuestran ser eficaces en la eliminación de microorganismos o la descomposición de compuestos orgánicos. Este enfoque adquiere relevancia en medio del aumento de contaminantes orgánicos en el agua, como colorantes o derivados de actividades agrícolas e industriales.

La investigación con plasma no se limita solo a la descontaminación del agua; se extiende a la destrucción de restos de fertilizantes, pesticidas, medicamentos o microorganismos, como bacterias y virus. Francisco Romero, investigador de la UCO, resalta las posibilidades de utilizar el plasma activado en aplicaciones médicas, como la cura de heridas, el tratamiento del cáncer y la esterilización de superficies.

Plasma: Herramienta clave en el desarrollo tecnológico

El plasma ha sido una herramienta crucial en el avance de dispositivos microelectrónicos y nanoelectrónicos durante más de 40 años. Microchips, memorias de almacenamiento y conectores han logrado reducir sus dimensiones gracias a la capacidad del plasma para grabar hendiduras muy profundas y estrechas sobre obleas de silicio con gran precisión, según destaca María C. García de la UCO.

Este nuevo reactor de plasma no solo representa un hito significativo en la investigación científica, sino que también abre puertas a aplicaciones innovadoras en la descontaminación del agua y diversos campos médicos y tecnológicos. La combinación de tecnología de plasma y su capacidad para generar especies activas ofrece perspectivas emocionantes para abordar desafíos ambientales y médicos en el futuro.

Publicado por: Editor Minuto30

Compartir:
  • Comentarios
  • Anuncio